UkiByakadas

Si me doy la vuelta, podrás ver mis lágrimas, así que seguíre dandote la espalda


Previous Entry Share Next Entry
Cambio de Look
Moshiro
karin_gomoto
Me gustaría aprender a cambiar esto un poco pero por más que lo intento no me sale ni a la de tres un fondito en condiciones acorde con lo que quiero  T_T

Ayer terminaron los examenes, puedo decir orgullosa que pasaré de curso sin problemas, (bueno... espero que no me dejen la FyQ u.u) pero nose porque no me deja un bueno sabor de boca U_U y ultimamente estoy tremendamente irascible ¿Será el verano? ¬¬U

En fin me pasaba a dejar constancia porque le e cogido el gusto al LJ, por cierto me empece Paradise Kiss y me ha encantado!! asi que me he comprado el manga xD me faltan los dos ultimos tomos, aiiiis como me ha gustado la serie ^^

Bueno y creo que nada mas, larga vida al yaoi y etc etc para todos todos =D

Ah! n_n capitulo 2 y 3 de Una Canción sin Título

 

Iba caminando solo por la calle y de repente se puso a llover.

 

-Mierda…-se tapó la cabeza con la mochila que llevaba en la mano y empezó a correr pero a mitad de camino se tropezó y cayó-

 

-¡Ey! ¿Te encuentras bien?-un paraguas le tapó de la lluvia-

 

Syuji se giró hacia quien le tapaba, era un muchacho pelirrojo vestido totalmente de negro, junto con dos compañeros más, una chica de pelo moreno azulón y un chico, el más alto de los tres, de pelo castaño, ambos vestidos de negro también. El chico alto le levantó.

 

-Si estoy bien…-contestó él limpiándose un poco el pantalón mojado por la lluvia-

 

-Estas empapado chico…-la chica le tocó el hombro-vente con nosotros y te secas en casa del pelma este…-

 

-Oye… ¿no tendría que ser yo el que le ofreciese mi casa…?-

 

Tras mucho convencer a Syuji de que aceptase la invitación le llevaron a casa de Kosuke. Al llegar tocaron a la puerta y abrió Kaoru, llevaba unas gafas de leer, vestido con un chaleco amarillo, por el cuello del chaleco sobresalía el de una camisa, tenía unos vaqueros gastados blanquecinos y unas babuchas de estar por casa.

 

-Traemos visita…-dijo Masa sonriendo-

 

Kaoru vio a Syuji junto con Akane y se sonrojó un poco.

 

-Hola-dijo mirándole al entrar-

 

-Hola…-

 

Kosuke, Akane y Masa entraron hasta el salón, Syuji se quedó en la entrada mirando a Kaoru que tampoco dejaba de mirarle. Se sonrojó levemente al oír los latidos de su propio corazón.

 

-Ve a tu ritmo normal-pensó-deja de sonar así… parece que quieras salir de mi pecho…-

 

Kaoru le agarró de la mano tirando de él hacia dentro.

 

-Ven… o te vas a resfriar-cerró la puerta tras de Syuji-

 

-Ah… ¿po-podría ducharme?-

 

-Claro, ven-sin soltarle la mano le llevó hasta el cuarto de baño-te traeré ropa…-

 

Kaoru se marchó, Syuji se quedó en medio del cuarto de baño, se quitó la camiseta empapada y los calcetines.

 

-Toma esto es lo que te puede estar bien…-Kaoru entró de repente con un kimono en la mano-¡Ah! Perdona-soltó el kimono y se fue-

 

Un rato más tarde Syuji salió de la ducha con el kimono puesto, entró en el salón y allí se encontró a Kosuke, Akane y Masa viendo un álbum de fotos antiguo mientras bebían unos refrescos.

 

-Ven Syuu-dijo Kosuke-quiero enseñarte una cosa-

 

Syuji se acercó hasta ellos y se sentó en un sillón cerca de Akane.

 

-Mira esta foto…-señaló con el dedo-¿Quién dirías que es?-

 

-Mmm… no sé ¿Tú?-

 

-Error…es mi hermano-

 

-Wow…-tenía ante él una foto de un niño con el pelito corto castaño y gafas jugando con un cochecito-

 

-Era una ricura… pero luego se volvió estudioso y lo estropeó-comentó Akane-

 

-¿Estudioso?-preguntó Syuji-

 

-Si… Kaoru estudia derecho en la universidad-

 

Syuji se sorprendió.

 

-En realidad tener que ser nuestro cantante entorpece bastante sus estudios pero nunca nos dice que no…-dijo Masa-

 

Kosuke no hablaba.

 

-Tampoco es gótico como has podido comprobar…-dijo Akane-solo se viste así para aparentar cuando cantamos porque todos tenemos ese estilo pero en realidad a él no le gusta esa manera de vestir-

 

-Chicos aquí os traigo la comida-Kaoru llegaba con una bandeja a rebosar de comida-

 

-Que buena pinta…-dijeron todos a la vez-

 

-Oye ¿y vuestras sirvientas y el mayordomo?-preguntó Masa-

 

-Ya mismo es Navidad a si que preferimos que estas fechas las pasen en familia-dijo Kosuke-

 

-El único que se queda con nosotros es Kujirai-san que siempre ha vivido con nuestra familia-dijo Kaoru-pero no le dejo trabajar-sonrió-

 

-Tiene una sonrisa… preciosa-pensó Syuji-

 

-Bueno Syuji cuéntanos algo de ti…-propuso Akane-

 

-Bueno… yo no tengo una vida interesante… estoy acabando el instituto… y bueno… lo llevo bien supongo…-se sonrojó-y no se… vivo en esta misma calle…-

 

-Tienes razón chico tu vida no es interesante…-dijo ella-

 

Syuji se quedó cortado.

 

-Syuu ¿quieres quedarte a dormir?-le dijo Kosuke-

 

-No, no quiero molestar más…-

 

-Pero hombre si no nos molestas en serio, si tengo que convencer a alguien pásame el teléfono y yo los convenzo-sonrió el pelirrojo-si tus padres son difíciles yo los reblandeceré-

 

-No, yo vivo sólo…-dijo con un aire de tristeza-

 

Se quedaron en silencio durante un momento, entonces Kaoru se levantó de repente y agarró de la mano a Syuji.

 

-Te voy a enseñar tu cuarto-

 

 



 

Esa misma noche, todos durmieron en plan fiesta de pijamas en el salón con unos colchones. A la mañana siguiente Akane y Masa se habían marchado cuando Syuji se despertó.

 

-Buenas tardes…-dijo Kosuke pasando por su lado-

 

-¿Qué hora es?-

 

-Tarde…-

 

-Menos mal que hoy no tenía clase…-

 

Kosuke fue hacia la cocina riéndose. Syuji se levantó y fue hacia el servicio para lavarse la cara y despertarse un poco, al no oír nada pensó que estaría vacío entonces entró y mientras se mojaba la cara notó como había movimiento detrás de él.

 

Se corrió la cortina de la ducha. Syuji enrojeció al ver reflejado en el espejo el torso desnudo de Kaoru que terminaba de ducharse en ese momento.

 

-Perdona, lo- lo siento mucho-Syuji salió rápidamente del servicio intentando quitarse esa imagen de la cabeza-

 

Kaoru salió del cuarto de baño vestido de diario secándose el pelo con una toalla, miró a Syuji al pasar por el salón, este enrojeció al verle entrar y él le sonrió.

 

-Me voy ha hacer el examen…-dijo dirigiéndose a la puerta y cogiendo una maleta-

 

-Adiós…-dijo Syuji-

 

Kaoru se giró y sonrió.

 

Unas horas más tarde volvió a casa, se encontró con Syuji sentado en el sofá con una nota entre sus manos.

 

-¿Va en serio?-le miró enseñando la nota-he encontrado esto entre mis cosas y bueno… yo no puedo aceptar esta proposición…-

 

-¿Por qué?-

 

-No quiero ser una carga para ustedes-

 

-Pero te lo he pedido yo… si fueras molestia te habría echado ¿no crees?-

 

-Pero yo…-

 

-Si el problema es la mudanza yo te ayudaré, después de tus clases te acompañaré y traeremos las cosas a mi casa…-

 

-Pero es que no puedo vivir con vosotros… yo…-

 

-No lo entiendo-Kaoru se acercó a él y le abrazó-yo solo quiero que no te sientas solo…-

 

Syuji se sorprendió, ¿cómo podía saber que se sentía solo?, si apenas le conocía.

 

-Esta… esta bien…-

 

-¿Eh?-Kaoru se separó de él-

 

-Me vendré a vivir con ustedes…-se sonrojó-

 

-Eso es maravilloso-sonrió-por… por cierto ¿dónde esta mi hermano?-dijo cambiando de tema viendo como Syuji se había sonrojado-

 

-Dijo que saldría hoy… que no volvería para cenar, que quizás volvería mañana-

 

-Vaya por dios…-se rascó la cabeza-y ¿Kujirai-san?-

 

-Ah ¿el señor mayor tan amable?-

 

-Si ese…-sonrió-

 

-Subió hace un momento al piso de arriba, no se que dijo que iba ha hacer…-

 

-Oye… ¿me ayudas con una canción?-

 

-Claro…-

 

-Venía escribiendo en el tren pero no se terminarla…-se sentó en el sofá con Syuji- mira había pensado en poner “estar junto a ti toda la noche, besando y acariciando tu cuerpo bajo la luz de la luna…” pero quería poner que cuando esas personas están juntas llegan a lo más alto porque son felices… y repetir algo del cielo otra vez no se si quedaría bien-

 

-Que… que baña tu cuerpo desnudo, un capricho para las manos, y para el corazón un despilfarro…-

 

-Vaya… que… que bonito…-

 

-Yo… esto… solo se me ha ocurrido de repente…-

 

Kaoru sonrió mientras escribía la frase en su cuaderno.

 

-Muchas gracias…-

 

-No tienes porque dármelas…-

 

-Bueno, ¿Qué te apetece cenar?-

 

-No se… lo que sea…-

 

-Mmm… ¡Kujirai-san! ¿Qué quieres usted de cenar?-gritó Kaoru desde la escalera-

 

-Ahora bajo yo y me lo preparo…-se oyó la voz del mayor desde el piso de arriba-

 

Kaoru suspiró.

 

-Mira que le gusta a este hombre trabajar…-luego miró a Syuji y le sonrió-

 

Esa misma noche.

 

-¡Mamá…!- se oyó de repente una voz llorosa en la noche-¡Mamá no me dejes sólo!-

 

 

Kaoru se despertó, siguió la voz y llegó hasta el cuarto de Syuji. Allí le vio luchando entre las mantas con algo invisible seguramente un mal sueño.

 

-Syuji…-Kaoru le acarició suavemente la cara para despertarle con cuidado-despierta… Syuji…-

 

Syuji abrió poco a poco los ojos y vio a Kaoru, instintivamente y medio dormido estiró los brazos y le abrazó, Kaoru cayó sobre él en la cama y se sonrojó.

 

-Syuji…-intentó deshacerse de él con un poco de esfuerzo y se cayó de la cama-

 

Syuji despertó de repente.

 

-¿Kaoru?-

 

-Ay…-se oyó desde abajo-

 

-¿Te… te encuentras bien?-

 

-He venido a ver como estabas… te he oído gritar en sueños y me he asustado-

 

-Vaya, hacía tiempo que no me pasaba…-

 

-¿Y cómo lo sabes si vives solo?-

 

Syuji se quedó mirándole y comenzó a reírse.

 

-Perdona… ja, ja, es que la verdad, ja, ja… no sabía que responderte a eso…-

 

-Tiene una forma de reír muy linda…-pensó Kaoru-

 

-De todas formas… gracias por preocuparte-

 

-¿Quieres que me quede aquí? Hasta que te duermas digo… si te encuentras mal o algo… o si quieres hablar conmigo de algo… llamabas a tu madre…-

 

Syuji se quedó en silencio.

 

-He dicho algo que no debía…-dijo yéndose para la puerta-

 

-No, quédate por favor…-

 

Kaoru se acercó a la cama y se tumbó junto a Syuji, este le agarró la camiseta y se acercó a él.

 

-¿Puedo abrazarte? Es-es que en casa tengo a Katou-chan pero aquí…-

 

-¿Katou?- se sorprendió- ¿es tu novio?-

 

Syuji empezó a reírse.

 

- No… es un oso panda de peluche, que me regaló Miki, le puse Katou por un cantante que le gusta…-

 

- Le podrías haber puesto Kaoru…- sonrió y le abrazó entre las mantas- buenas noches…-

 

Syuji enrojeció.

 

 




?

Log in

No account? Create an account